C/Horacio Nelson 17, 38006 S/C Tenerife
+34 922 27 14 31
+34 922 27 07 66

Propaganda engañosa y enfermería

Últimamente leemos en algunos medios de comunicación noticias que nos escandalizan. Al parecer la Asociación Nacional de Enfermería (ANEP), se reunió con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, para quejarse de que la ley vigente tratará a los enfermeros como “meros ayudantes de médicos y sin autonomía propia”. También se quejan de que no pueden llegar a ser subdirectores médicos de una prisión.

La secretaría le contestó que estudiaría su demanda.

De esta reunión se saca un titular: “Interior cambia una ley de Franco: la enfermera no es ayudante del médico.

Esta manera de distorsionar la realidad para crear confusión al ciudadano y el resto de los profesionales, dando por hecho cosas que no son ciertas, es lamentable. Y como estos hechos han ocurrido en múltiples ocasiones, creemos que ya es hora de poner los puntos sobres las íes.

Pero es más, en las declaraciones textuales realizadas, dicen que:  “están haciendo valoraciones e informes que nos solicitan desde el juzgado, trabajo que corresponde al médico”.

¿El juzgado solicita valoraciones e informes médicos, al personal de enfermería? ¿Quién se cree eso?

Estas afirmaciones por sí solas deberían ser objeto de denuncia, ante la fiscalía, por intrusismo, pero no se cortan ni lo más mínimo.

También denuncian que: “Un subdirector médico de una prisión nunca puede ser alguien que no sea médico”. Lo cual es algo evidente, por definición.

Este espíritu reivindicativo desde la sinrazón, y la disparidad entre la realidad y lo que se quiere subjetivamente, es algo que está cansando al personal médico y a sus representantes. Esto es lo que nos motiva a aclarar públicamente la situación.

La comodidad, pensamos, no es justificación para permitir que sigan ocurriendo, hechos como los que comentamos. Y la valoración de “no entrar al trapo”, tampoco.

Junta Directiva del COMTF

Compartir:
X